Viña Tarapacá

La gran calidad de los vinos Tarapacá Gran Reserva

Al mecer suavemente una copa de vino y observar sus tonalidades, su limpieza y brillo, reconocer los diferentes aromas que lo envuelven -y finalmente degustar su sabor y textura-, podemos identificar que se trata de un Gran Reserva producido en la Viña Tarapacá, la viña chilena reconocida por sus productos a nivel internacional y nacional.

Calidad insuperable

Tarapacá Gran Reserva es una línea de vinos que se caracteriza por integrar cepas únicas gracias a la profesionalidad y cuidado con la que es tratada la uva. De esta manera, enólogos de la categoría de Sebastián Ruiz, especialista en enología y viticultura de la Pontificia Universidad Católica de Chile, supervisan la producción en todas las etapas, desde la siembra de la planta hasta su cosecha en valles distintivos del país.

Para lograr un vino de grandes condiciones, se aprovechan las bondades que ofrecen los mejores terrenos destinados a la producción de vino. Es así como las características de suelo, topografía y clima permiten potenciar la calidad de las vides, las que están ubicadas en lugares que ofrecen características idóneas para su maduración.

Uno de estos elementos es un suelo de origen volcánico de rocas angulares de tamaño medio, lo que ayuda a que las raíces caven más profundo en búsqueda de minerales y así entregar vinos chilenos con buena acidez, profundidad y ricos taninos.

Por esta razón, en Tarapacá Gran Reserva convergen lo mejor de la tradición, experiencia y prestigio que ofrece la viña chilena que lo produce. Desde su primer premio obtenido en 1876 por Viña Tarapacá, la metodología de trabajo utilizada para la selección de los ingredientes de cada uno de sus productos ha mantenido sus normas de calidad intactas, ofreciendo un vino reconocido por ser el #1 de Chile.

Lo anterior, le ha permitido obtener diferentes premios para diferentes cosechas y ediciones como:

James Suckling: cosecha 2014 en su edición 2016, cosecha 2015 en su edición 2017 y cosecha 2016 en su edición 2018.

Decanter: cosecha 2013 en su edición 2016 y 2014 en su edición 2017.

Descorchados: cosecha 2016 en su edición 2018 y cosecha 2014 en su edición 2017.

Wine Spectator: cosechas 2014 en ediciones 2018 y 2017.

La calidad de Tarapaca Gran Reserva

Cepas y sabores del Gran Reserva Tarapacá

Etiqueta Azul

Es un ensamblaje compuesto en un 65% por Cabernet Sauvignon, 17% Syrah, 12% Petit Verdot y 6% Malbec. Su sabor mantiene un balance entre alcohol y acidez, ideal para un maridaje con Carne de cordero o atún a las hierbas, entre otros.

Etiqueta Negra

Es un tipo de vino dedicado a los amantes del Cabernet Sauvignon (100%). Además de su buena persistencia en la boca, este vino ofrece al paladar una presencia de taninos concentrados y bien equilibrados, perfecto para maridar con una rica carne a la parrilla, o pastas con salsa de champignon o bolognesa.

Gran Reserva Tarapacá

Contiene un 100% Cabernet Sauvignon, diferenciado del Etiqueta Negra por sus 12 meses en barricas, lo que genera al paladar una estructura de taninos suaves y maduros. El maridaje ideal para acompañarlo son las carnes rojas, el risotto de fungi y el atún.

Gran Reserva Tarapacá Orgánico

Su composición se basa en un 36% Syrah, 34% Cabernet Franc, 15% Cabernet Sauvignon y 15% Carménère. Pese a no ser tan productiva, el Syrah es considerada una cepa de alta calidad, destacando por tener una estructura firme y aterciopelada, con balances de acidez y alcohol. Se suele maridar con carnes rojas y legumbres.

Conocer las variedades y sabores de cada cepa de Viña Tarapacá permitirá a los amantes de los vinos chilenos catar como profesionales y evaluar con mayor precisión su exquisita calidad.

Déjanos tu Opinión

Temas Relacionados

Noticias

Las copas ideales para disfrutar un vino chileno

VER MÁS

Noticias

Los mejores gadgets para el Gran Reserva de Chile

VER MÁS

Noticias

El Gran Reserva de Chile de gira por Europa

VER MÁS

Vinos Relacionados

Gran Reserva Tarapacá